martes, 1 de julio de 2008

El destino...

... al igual que todo lo humano, no se manifiesta en abstracto sino que se encarna en alguna circunstancia, en un pequeño lugar, en una cara amada, o en un nacimiento pobrísimo en los confines de un imperio.
Ni el amor, ni los encuentros verdaderos, ni siquiera los profundos desencuentros, son obra de las casualidades, sino que nos están misteriosamente reservados.

¡Cuántas veces en la vida me ha sorprendido cómo, entre las multitudes de personas que existen en el mundo, nos cruzamos con aquellas que, de alguna manera, poseían las tablas de nuestro destino, como si hubiéramos pertenecido a una misma organización secreta, o a los capítulos de un mismo libro!

Nunca supe si se los reconoce porque ya se los buscaba, o se los busca porque ya bordeaban los aledaños de nuestro destino. El destino se muestra en signos e indicios que parecen insignificantes pero que luego reconocemos como decisivos.

Así, en la vida uno muchas veces cree andar perdido, cuando en realidad siempre caminamos con un rumbo fijo, en ocasiones determinado por nuestra voluntad más visible, pero en otras, quizá más decisivas para nuestra existencia, por una voluntad desconocida aun para nosotros mismos, pero no obstante poderosa e inmanejable, que nos va haciendo marchar hacia los lugares en que debemos encontrarnos con seres o cosas que, de una manera o de otra, son, o han sido, o van a ser primordiales para nuestro destino, favoreciendo o estorbando nuestros deseos aparentes, ayudando u obstaculizando nuestras ansiedades, y, a veces, lo que resulta todavía más asombroso, demostrando a la larga estar más despiertos que nuestra voluntad consciente.

En el momento, nuestras vidas nos parecen escenas sueltas, una al lado de la otra, como tenues, inciertas y livianísimas hojas arrastradas por el furioso y sin sentido viento del tiempo.

17 comentarios:

José Luis dijo...

LA TEORÍA: La doctrina del fatalismo, que se asocia con el destino, enseña que “los sucesos están fijados por adelantado para siempre de tal manera que los seres humanos no pueden cambiarlos”.

LA REALIDAD: "cualquier cosa que el hombre esté sembrando, esto también segará" Este verso constituye un axioma. No requiere prueba ni un “porqué”. Por lo tanto, puesto que segamos lo que sembramos, ¿no es evidente que somos responsables de lo que resulta de muchas de las cosas que nos suceden? El destino ciego no lo decide.

Si mi vida está predestinada, entonces no me cuidaré al cruzar la calle, beberé veneno, me tiraré del noveno piso, al fin y al cabo,mi muerte la decide el destino, no mis actos.

Buena salud a todos.

Roky Rokoon dijo...

si totalmente, y tambien muchas veces siento ese deja vu de haber vivido ese mismo momento
beso

Raúl dijo...

Me he quedado a mitad de camino, entre dos de mis canciones favoritas: "the answer my friend is blowin'n the wind" y "la excusa más cobarde es culpar al destino" (Bob Dylan e Ismael Serrano, respectivamente)

CecydeCecy dijo...

el destino un interrogante que nos persigue siempre a pesar que es lo que va a suceder, creo en el pero tambien creo en la voluntad de uno para realizar las cosas, si dejara todo al destino sería muy facil.
le echaria la culpa a el de muchas cosas que yo no hice...

buen post, dispe
besos

Evan dijo...

Es un tema tan amplio, que da para todo tipo de comentarios, como dije en mi post hace unas semanas... Hace unos años creía que nosotros éramos los artífices de nuestro futuro, hoy sin embargo, creo que tenemos el destino marcado y no hay causa que nos libere de él...

Un besito, Disp!

Una víctima casi perfecta dijo...

Me gusta pensar en el destino. Me gusta creer que hay un pequeño guión de mi vida con personajes, locaciones y anécdotas preescritas.
Eso no implica que culpe a las circunstancias de todo, es sólo que encuentro cierto placer en creerme la protagonista de mi propia miniserie televisiva.
Y bueno, me encanta que muchas veces seas mi estrella invitada, es bueno encontrarte siempre, sobre todo en estos días que ando tan "dispersa" tan tu.
Abrazos, muchos...
ps. me encanta la idea de las almas gemelas

En el 5º anillo de Saturno dijo...

El destino es sabio y tiene preparado lo mejor para cada uno en el más insospechado de los lugares.Pero tb hay que ayudarlo a llevarnos...

Un besito

Tuki*

Una víctima casi perfecta dijo...

Hola de nuevo Dispersa, gracias por las instrucciones! ya lo hice, pero no salen en la página aunque están guardados...no sé que hice mal...debo ser yo, que pena...pero gracias por tu bondad, como siempre

Una víctima casi perfecta dijo...

Hola de nuevo, de nuevo...creo que ya lo logré, sólo que quedaron hasta abajo de la página...no me encanta, pero de algo a nada..

Besos

Analía dijo...

yo no estoy muy de acuerdo con eso de el destino está marcado. Es más, la predestinación me parece algo peligroso socialmente, porque tenderíamos a decir que "hay quienes nacen para ser amos y quienes nacen para ser esclavos. Me parece perverso. Cuando se naturaliza algo cultural, siempre es un gran peligro.
El destino lo construimos día a día, con cada elección, a veces sin darnos cuenta. Eso hace que aparezcan cosas "como por arte de magia", cuando en realidad, aunque sea inconcientemente, la provocamos.
la otra vez una profesora de estadística, me demostarba que el azar es pura matemática. pero para la gran mayoría, que ignoramos de matemáticas, exiaste la suerte.
Bueno, perdón por la extensiónn.
Saludos, Dispersa.

Colo dijo...

HOla Dispersa, es la primera vez que visito tu blog y me gustó...

El tema del destino, personalmente creo que alguito hay pero no debemos dejar librado al mismo todo, sino buscar, luchar,... pelear por lo que queremos para nosotros...

Besos

Sibyla dijo...

Creo que podemos ayudar mucho con nuestra actitud, a forjarnos un destino o un futuro medianamente aceptable.

No te resignes a la oscuridad, enciende una vela!

Besitos:)

Omar Magrini dijo...

Dispersa:

Gracias por tu comentario en el Globo, realmente lo pase muy bien con la familia, amigos y parientes y Santa Fe, al cual me costo un poco llegar, yael vuelo demoro 12 horas hasta ezeiza y desde ahi hasta santa fe le puse 13 horas mas, saltando de piquete en piquete, tuve que cambiar de planes y sobre la marcha, en rosario, cruzar a Victoria(entre rios) y desde ahi a parana y desde ahi a santa fe, asi que te imaginaras y a la vuelta tuve el paro de los micros de larga distancia (me que de en sta. fe mas tiempo dl previsto) con lo cual mi estancia en bs as apenas fueron algo de 48 hs con mucha bronca e impotencia, no pude hacer tramites por la marcha a plaza de plaza...estaban todos de asueto. Pero bueno, al margen de eso muy muy bien, en el proximo viaje ahi estare en la esquina y por favor no el chocolate, guardalo.
Un afectuoso saludo desde la calurosa madrid, al menos sin piquetes!
Omar

Lilith dijo...

Pues a mi me pasa algo raro... si creo en el destino, pero como dijo Forrest Gump es un poco de los dos: el destino y nuestras decisiones; es decir: Dependiendo de nuestras decisiones puede que nos tardemos un poco mas en llegar a nuestro destino.
Un abrazo

dispersa dijo...

A todos bienvenidos,a los q vienen a menudo,por 1º vez,a los de siempre.Para expresar lo q pienso elegí un comentario q lo refleja:

Lilith dijo...
Pues a mi me pasa algo raro... si creo en el destino, pero como dijo Forrest Gump es un poco de los dos: el destino y nuestras decisiones; es decir: Dependiendo de nuestras decisiones puede que nos tardemos un poco mas en llegar a nuestro destino.


un beso

Elise dijo...

Hola!! Dispersa:

Me he quedado un rato meditando lo que escribiste en este post y luego leyendo los comentarios de todas las personas que pasan por aqui, casi nunca lo hago, porque son tantas cosas que decir, que pienso que tardare mucho o que ya habra dicho alguién lo qeu quiero decir, asi que prefiero no leer mas.

Pero hoy, y como estos últimos días me e sentido tan confundida, me como "tenue, incierta y livianísima hoja arrastrada por el furioso y sin sentido viento del tiempo"

Y leyendo el comentario de José Luis, quede peor de confundida, me parece que tiene razón pero también creo qeu tiene razón lo que dice Lilith, pero tmabién es cierto que muchas veces me ha pasado como un dicho muy conocido:

"cuando te toca,
aunque te quites
y cuando no,
aunque te pongas"

Así que no tengo una conclusión, por lo menos no por ahora.

Abrazo y besos!!

Mandrake dijo...

Creo que el destino no puede manejar nuestras vidas a su antojo, nosotros hacemos de nuestras vidas lo que queremos, como las podemos desperdiciar, como las podemos aprovechar, sin embargo existen situaciones que no estan en nuestras manos como lo son las relaciones personales entre otras cosas, tal vez si influya mucho el destino en nuestras vidas en el lugar y el tiempo en que nos encontramos pero hasta ahí, de nosotros depende el exito el fracaso, en cuanto a nuestras vidas respecta.