sábado, 27 de octubre de 2007

la mirada


Conservo la mirada,la búsqueda,los juegos,reirme a carcajadas y no sonreir`para las fotos,las ilusiones,la mano abierta,las preguntas,el optimismo,las ganas de conocer personas,el guardar de todo por el simple hecho de ser de alguien querido,un caramelo,servilleta,un mechón,un garabato,hasta q de tanto tiempo y tantas cosas ,pierden su propiedad por ej.aquellas cartas(no todas)q perdi cuando se inundo mi casa.Conservo mis sentimientos y después de mucho logré potenciar los nobles y apaciguar los otros.Conservo la esperanza de creer en vos y en mi,aún sin conocerte.
Este es el retrato de cuando era pequeña y la escritura de hoy q soy adulta.

6 comentarios:

flavia dijo...

viste? tambien , como yo, ves el vaso medio lleno...qué bueno es poder hablar de lo que conservamos y de lo que queremos ganar, sin detenernos en las pérdidas(aunque es inevitable el recuerdo). me parece que muchos soles nos esperan...un abrazo grande.

Liduvina dijo...

Nada [nadie], nos puede robar el "sí mismo". Nosotros somos la gran caja de los recuerdos.

El alma no se inunda.

Brindemos por eso.

Liduvina dijo...

En realidad nunca estuve en Corrientes y Esmeralda, pero estimo que debe ser un lindo lugar para que una cosa así suceda.

En Entre Rios ya elegimos gobernador, sería mi segunda elección, para la primera me olvidé el documento [tuve que hacer mil cosas para poder votar].

Yo soy la "dispersa" genralmente.

Gracias por volver.

Narsisolon dijo...

Entré sin pedir permiso, (en ese afán de explorarlo todo, que no pierdo a pesar q'ya no soy adolescente!!!) y encontarme con un ser que támbién puede mixturar características de su infancia/adolescencia con la madurez, me emociona...

Brindo por tus sentimientos nobles por sobre los otros y vaya otro brindis por conservar la esperanza... No es poca cosa en este mundo!!!

Alicia María Abatilli dijo...

Sí, creo que coincidimos. Yo conservo lo mismo, hasta mis luciérnagas...
También la esperanza en qque regresen.
Un abrazo, un gusto encontrarte.
Alicia.

Patricia "La Gata Flora" dijo...

Como decía John Lennon, soy una soñadora, pero por lo que leo no soy la única.
Creo que hay que ser capaz de quedarse con un poco de la inocencia, los sueños y las ganas de los chicos. Si no la vida se hace muy árida...
Y los recuerdos son maravillosos, porque nos hace ser quien somos. Las personas que no tienen pasado y que no se atreven a seguir jugando en la adultez ¡no saben lo que se pierden!